Hoy no, MAÑANA​

¿Sabías que los estudios estiman que La Mona Lisa de Da Vinci, fue pintada a ratos a partir de 1503, pero que el cuadro quedó incompleto hasta poco antes de su muerte en 1519? Lo mismo sucedió con su obra “La última cena” que se desarrolló durante unos quince años. Continúo dejándome llevar por uno de los libros que estoy leyendo en este momento, “Originales” de Adam Grant. En él hay un montón de curiosidades como esta.

 

No seré yo quien te diga que si tienes que elaborar un plan de negocio hoy para desarrollar durante el 2019, esperes hasta Noviembre para terminar de perfilarlo bien antes de pasar a la ejecución del mismo. Pero sí voy a dedicar el post de mi sección de ventas de este mes, a desmontar el refrán este de “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”.

 

La industria de la felicidad y la autoayuda ( industria que consumo y de la que formo parte) ha sentenciado la procrastinación, es decir, dejar para otro momento algo que puedes que empezar hoy. Pero resulta que demonizar este hecho, no es del todo acertado, ya que procrastinar, también tiene sus ventajas.

 

“ El pájaro que madrugó se comió el gusano,

pero al gusano que madrugó se lo comió el pájaro” Grant

 

¿Qué sucede cuando, por ejemplo, estás trabajando en un proyecto innovador y amaneces leyendo en titulares que tu competidor acaba de lanzar un proyecto similar? ...Lo sé, entras en secuestro emocional, y te posee una incontinencia verbal a base de improperios varios que ni tú mismo sabías que existían, ¿me equivoco? Bien, pues que sepas que eso es una de las mejores cosas que pueden pasarte, aquí van algunas de las ventajas:

 

  • Ellos acarrearán las desventajas que acompañan a salir los primeros, como por ejemplo un mercado que aún no está preparado, o el retraso en los resultados de venta por esa curva de aprendizaje que necesita el consumidor final con algo novedoso. Recientemente estuve impartiendo una conferencia en Mr Jeff, una StartUp que en solo un año ha pasado de 1, a 1000 establecimientos en España y Latinoamérica. Eloi Gómez, su CEO, de 27 años, explica en una interesante entrevista que le realiza mi colega Echaleku, Director Creativo de Kuombo, que el modelo de negocio que les inspiró, fracasó en el intento. Lo que refrenda el hecho de que ser el primero en algo, no te convierte ni mucho menos en el mejor.

 

  • Que otro salga al mercado antes que tú, te da la oportunidad de mejorar tu prototipo a partir de los fallos del que salió antes que tú.

 

  • No sólo podrás captar más clientes con tu salida porque tu producto final esté mejorado, sino que además llegarán a ti quienes estén descontentos con el primero.

 

 Quien golpea primero, ¿golpea dos veces?...no necesariamente.

 

No voy a hacer apología de la procrastinación, ni mucho menos. Pero hay estudios que evidencian que posponer ciertas tareas favorece la creatividad y por ende, la originalidad. Grant, cuenta que una de sus alumnas de doctorado, J. Shin, puso en marcha un experimento para confirmar esta teoría. Te resumo el diseño del estudio para compartir sus conclusiones:

 

A un grupo de trabajo compuesto por varios estudiantes se les plantea el mismo objetivo: Proponer negocios para ocupar un local vacío de la Universidad. Aleatoriamente, Shin, selecciona un subgrupo al que invita a jugar a videojuegos de ordenador antes de comenzar a realizar la tarea.

 

Finalmente, un grupo de evaluadores, que no sabían quienes habían postergado la tarea y quienes no, evaluaban la creatividad y originalidad de estas propuestas para ocupar el local vacío de la Universidad

 

Resultados: Las propuestas de quienes habían aplazado la tarea fueron un 28% más creativas

 

¡PERO! aquí viene la parte que más me gusta...y es que en un estudio similar pero ya en vida real, J. Shin, analiza datos de una fábrica de muebles coreana, donde concluye que la variable “procrastinar” no es la única responsable del éxito creativo ,resulta que también midieron la motivación de realizar dicha tarea, y quienes realmente obtuvieron mejores resultados, también sentían motivación por el resultado final de su producto. Y esto me lleva a algo que defiendo a capa y espada y de lo que no me canso de hablar a lo largo de las 285 páginas de “La vida es venta”... comprométete hasta el infinito y más allá con el producto, el servicio o la idea que representas. Y además, invierte tu tiempo en crear los escenarios idóneos para que te la compren.

 

Es decir, procrastinar SIN motivación, por dejadez, solo retrasa la cumplimentación del objetivo. Además de hacer perder tiempo y recursos a la empresa o proyecto del que formes parte. Pero posponerlo en pro de corregir errores de otros que ya lo hicieron antes que tú, o para encontrar el hilo conductor correcto, y a tope de motivación intrínseca con el resultado, entonces SÍ.

 

“Actuar antes que los demás es una táctica, no una meta” Peter Thiel (Libro “De cero a uno”)

 

No te duermas en los laureles y no te hagas trampas al solitario. Pero recuerda diferenciar la pereza, de elegir el momento oportuno. No subestimes el poder de la procrastinación estratégica, que no por mucho madrugar amanece más temprano, y quizás sí debas dejar para mañana lo que puedas hacer hoy.

 

Feliz vida, y feliz venta ;-)

 

Marca Personal creada por

¡Suscríbete a mis Newsletters!

Política de Privacidad.

¡Suscríbete a mis Newsletters!