Se vende felicidad.

Se venden sonrisas.

Se vende un idioma con 10 sesiones online.

Se venden inmuebles de ensueño en espacios estériles.

Se venden sueños sin dueño.

Se vende vanidad, ego envasado al vacío, éxitos efímeros, filtros para fotos que te restan años y te suman mentiras.

Se vende humo.

Se venden likes, seguidores, la pareja ideal, las vacaciones perfectas, el rimel eterno o el amor enlatado en películas sin argumento y con final feliz.

 

Y nosotros, somos GRANDES consumidores de todos estos productos con los que vamos construyendo nuestra vida.

 

¿Deseamos con la misma intensidad, toda esta oferta que se abre ante nuestros ojos cada día?¿ Sentimos que nuestra suerte cambiará cuando consigamos una u otra cosa? ¿Permitimos que nuestra emoción se adueñe de una decisión que después necesitaremos razonar, o somos tan racionales que nos privamos de darnos placer al obtener eso que tanto deseamos?

 

 

 

El proceso de la VENTA nace, crece, se reproduce, y muere...o no, eso depende de ti.

 

#LaVidaEsVenta

Soy Inés Torremocha

y soy comercial.​

 

La BIO a quien quieres conocer

Marca Personal creada por

Política de Privacidad.