Inés viene de una familia de Artistas,

 

su madre era profesora de Canto, en la Escuela Municipal de música de Zaragoza... “ Mi vida está tan vinculada a la música, que mis recuerdos no son por fechas, son por temas musicales… mi primer beso, no recuerdo cuando fue, pero sí recuerdo qué canción de Héroes del Silencio sonaba… "

Y mientras me cuenta, con esa pasión que le desborda, una serie de acontecimientos que enlaza con temas musicales, me ha hecho conectar con ella de forma instintiva. Inés ha crecido entre algo tan distinto entre sí, como las ventas y la música, unos componentes que han dejado una impronta en su carácter y en su forma de vivir.  

 

Me aventuraré a decirte que es una, mezcla muy interesante para un “culo inquieto” tal cual dice que es. ​

Inés estudió psicología, lo que le otorga bastantes conocimientos en emociones, en sentimientos, en comportamientos y en la forma que esas emociones dirigen nuestras vidas, bueno eso, y su capacidad de observación … a ella le gusta llamarlos “inputs” con los que obtiene diferentes puntos de vista para convertirlos en relatos… "no quiero curar a nadie, no quiero ser una experta en psicología, quiero ser una persona cercana, capaz de transmitir la importancia de que se enamoren de lo que hacen, que se ilusionen cada día con cada cosa que realicen, por pequeña que sea"… su “ aula de aprendizaje” es ser madre de dos niños preciosos a cada cual más diferente y por los que su pasión se convierte en el límite de su impaciencia, la que la sujeta a la VIDA, y le da ese toque de atrevimiento… una mujer tan apasionada como Inés, y puedo atreverme a decir que no podría ser de otra forma, se dedica a las ventas desde hace más de 20 años, algo tan vinculado a las emociones como es enamorar a sus potenciales compradores.​

"no quiero curar a nadie, no quiero ser una experta en psicología, quiero ser una persona cercana capaz de transmitir la importancia de enamorarse de lo que hacen, que se ilusionen cada día, con cada cosa que realicen, por pequeña que sea"

Le pido que se defina y la sonrisa cruza su cara, nos cuesta hablar mucho de nosotros, pero le insisto... "tozuda hasta conseguir mis objetivos, me meto en la piel de la gente, soy capaz de lo que sea por llevar una promesa hasta su destino final, una experta en verbalizar emociones… hacedora de epitafios por encargo… carne de cañón para probar cualquier nuevo reto….” , a estas alturas ya me he rendido a sus pies y me dejo llevar por sus palabras y el brillo de sus ojos, no pares sigue, le digo en varias ocasiones, y casi cierro los ojos mientras tomo notas.

 

Inés no te deja indiferente, su alegría, su optimismo, su sencillez (yo aquí añado, con un halo de sofisticación), su compromiso con la vida se lo demanda y viene dispuesta a “desnudarse” y a que  “te desnudes" junto a ella, para que a cada situación le corresponda el mejor de los desenlaces posible, para que nada te impida conseguirlos… ni siquiera la ropa interior (los prejuicios, los miedos….)

 

¿Conoces a Inés? Tengo la suerte de que sí, pero nunca tengo bastante de ella, es algo que nos pasa cuando compartimos mesa, confieso que quiero más de Inés.

 

Estamos de suerte, porque viene dispuesta a emocionarte, a convencerte de que puedes alcanzar lo que quieras…. sólo tú puedes, ella te ayudará a que “tu sueño" adquiera forma….

 

¿Conoces a Inés?