No pinches el verano

¿Cuántas cosas dijiste que harías cuando llegasen tus vacaciones?

El equilibrio está sobrevalorado

Si las decisiones importantes que tomamos y que generan cambios increíbles en nuestra vida...

Zona NO-confort

 Estar fuera de lo que llamamos “la zona de confort”, es agotador. Parte de los efectos adversos que están descritos, tienen que ver con el insomnio, molestias gastrointestinales, ansiedad, irascibilidad, y sensación de “Oh, Dios mío! quien me mandará a mi” y alguna otra expresión similar. Vale.Ahora es cuando me preguntas: ¿Entonces por qué eres tan cansina con esto de salir de esa zona en la que me siento tan seguro, porque allí no me pasará nada? Obviamente, te acabas de contestar a tu pregunta… te animo a retarte a hacer cosas diferentes para evitar que veas pasar la vida ante tus ojos, SIN que NADA te suceda. Tras una experiencia de cualquier tipo: una cena en un restaurante, un viaje de placer, un proyecto profesional, una relación sentimental, etc. Sacamos conclusiones. Necesitamos hacerlo, porque debemos respondernos a varias preguntas.     * ¿Qué tal ha ido?     * ¿Ha merecido la pena?     * ¿Soy más feliz que antes de esta situación?     * ¿Repetiría? La vida es una balanza en la que vamos sumando aspectos en el lado de los “pros”, y en el lado de los “Contras”. En esta balanza, no hay un punto intermedio, o es algo positivo, o es algo negativo. Y en función de qué aspectos pesan más, desde nuestro exclusivo punto de vista ( que es único e intransferible), damos respuesta a las cuatro cuestiones anteriores.  Bien.Los efectos secundarios de asumir nuevos retos, los he descrito al principio del Post. Que nadie te engañe, salir de la zona de confort, es incómodo. Y cuanto más grande es el reto, peor es el perfil de seguridad de dicho reto. Pero.No hemos hablado de los beneficios asociados a mirar de frente al reto y decirle: “Prepárate, porque voy a por ti. Y seré implacable” Los beneficios de esta decisión, te harán sentir valiente (porque lo eres), valioso, sentirás ese orgullo de pertenencia al proyecto o reto que tengas entre manos. Tu mejor versión brillará y deslumbrará a todas las personas que compartan ese reto contigo.Te prepararás a lo bestia, porque tu nivel de compromiso se multiplica conforme más importante sea el desafío.Y aunque los efectos secundarios de salir de tu zona de confort estarán ahí, conforme tú crezcas ( porque lo harás), irán haciéndose pequeñitos, tan pequeños, que podrás llevarlos fácilmente en el bolsillo de tu chaqueta sin que te molesten demasiado. Todos esos incómodos aspectos, se engloban en una emoción básica de la que te he hablado muuuuucho en este blog, o en nuestro canal de YouTube: EL MIEDO.Venimos a este mundo con miedo. Este miedo será tan grande, como le demos de comer. ¿Y si en lugar de dar de comer al miedo...le damos de comer a nuestras fortalezas, a diálogos internos amables, justos y generosos?¿Y si le dedicamos más tiempo a pensar “voy a hacerlo, y voy a hacerlo bien”, en lugar de rumiar una y otra vez eso de “ menudo marrón, la voy a liar parda”? En esa gran balanza de la vida, repleta de mini balanzas situacionales, vayamos compensando los beneficios con los inconvenientes. Habrá decisiones que nos alejen de nuevos retos, pero en este caso, que sea porque tienes la certeza de que no es ahí donde has de poner el foco de tus proyectos. Asegúrate de repasar, con la mayor objetividad posible, esos “pros” y “contras”, que determinarán tu toma de decisiones. Si la respuesta a no asumir un desafío nuevo, tiene que ver con el miedo, entonces di que SÍ, porque el miedo se gestiona, se trabaja y te ayuda a prepararte hasta niveles de los que no eres consciente. El miedo que no paraliza, denota responsabilidad, y eso, es muy positivo. Gánate el derecho a disfrutar temporadas de tu zona de confort...la velocidad de crucero ¡es muy necesaria! Haz balance de los resultados, y repón fuerzas para todos los desafíos futuros, porque cuando vives receptivo a nuevos retos, y además sigues preparándote cada día para ellos...éstos, llegarán. Y aunque es cierto que conllevan efectos secundarios, los beneficios superan siempre estratosféricamente los inconvenientes. La vida te está llamando, y el viaje es indescriptible…¿En serio, te lo vas a perder? Nos vemos en la incómoda y maravillosa, zona de no-confort. LoveU siempre. ​  

Jaula de Cristal

Estás en todo tu derecho de sentirte incómodo dentro de tu piel, aunque parezca una comodidad el contexto en el que sobrevives.

Prepárate para GANAR

La diferencia entre captar mínimamente la atención de tu cliente...

...
...